Queda prohibido la tercerización de la actividad principal para todas las empresas.

En marzo fue publicado el Informe N° 099-2022-MTPE/2/14.1, por la Dirección de Normativa de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, se contestó algunas interrogantes vinculadas a la aplicación e implementación de lo dispuesto por el Decreto Supremo N° 001-2022-TR, que prohíbe la tercerización de la actividad principal de una determinada empresa.

Considerando la amplitud del objeto social y siendo esta su actividad principal, una empresa puede tener más de un núcleo de negocio, por ello, el núcleo del negocio no es estático y esto puede ir variando con el tiempo o abarcar más de una actividad. Se debe aplicar el criterio de realidad y flexibilidad.

Las consecuencias para aquellas empresas que contraten o continúen ejecutando contratos de tercerización para el desarrollo de actividades que constituyen el núcleo del negocio, después de publicado el DS 001-2022- TR, se sujetan a las reglas establecidas por el DS. Por tanto, si se ejecutan actividades nucleares, en uno u otro caso, operará la desnaturalización de la figura.

No obstante, lo antes señalado, la norma ha establecido una distinción en relación al momento en que se podrá sancionar la desnaturalización:

  • Para el caso de las tercerizaciones que se encontraban vigentes al 23 de febrero de 2022, estas se sujetan al plazo de adecuación de 180 días. Superado dicho plazo, se podrá sancionar la desnaturalización de aquellos supuestos que no hayan cumplido con la adaptación regulada.
  • Para el caso de las tercerizaciones que se contraten con posterioridad al 23 de febrero de 2022, estas no se sujetan al plazo de adecuación. Por tanto, se podrá sancionar la desnaturalización de manera inmediata.

>> Lea también: Como se desnaturaliza la tercerización.

Los trabajadores de las empresas tercerizadoras que pasarían a la empresa principal mantienen sus condiciones laborales ante la incorporación voluntaria por parte de la empresa principal, este caso sucede siempre en cuando que se produce la desnaturalización, se considera que existe una relación laboral directa entre los trabajadores y la empresa principal desde que se produjo el desplazamiento, salvo prueba en contrario. Por tanto, a tales trabajadores les corresponden las condiciones salariales y de trabajo de la empresa principal.