Suecia: No prospera Reduccion de Jornada Laboral

Muchos suecos esperaban que el intento de reducir la jornada laboral a seis horas diarias se convirtiera en una realidad a nivel nacional. Sin embargo, sus defensores acaban de recibir malas noticias: el estudio que buscaba probar la eficacia de esta medida ha demostrado que los costes de la operación aumentarían los gastos y reducirían los beneficios.

En Gotenburgo, la segunda ciudad más importante de Suecia, se llevó a cabo un experimento en una residencia de ancianos con el objetivo de comprobar si la reducción de las horas de trabajo reportaría beneficios; no obstante, el centro, en el que trabajaban 68 enfermeras, tuvo que contratar a 17 miembros extra por un coste de 12 millones de coronas suecas (alrededor de 2.2 millones de dólares) para cubrir los gastos producidos.

A pesar de que el estudio demuestra que los empleados se mostraron mucho más sanos, lo que redujo considerablemente las peticiones de baja por enfermedad, y que el cuidado de los pacientes mejoró considerablemente, económicamente el plan no es viable, por lo que la ciudad no lo sacará adelante.

“Los costes serían mucho más altos”, sostiene Daniel Bernmar, un político local de izquierdas responsable del funcionamiento del programa municipal de cuidado de personas mayores. “Es demasiado caro plantear una reducción general de las horas de trabajo en un corto periodo de tiempo”.

El experimento de Gotemburgo, que ha sido observado a nivel global y promocionado por numerosos activistas, ha sido tan solo el último dentro de una serie de intentos de recortar la jornaba laboral en Suecia, un país que se enorgullece de su generoso estado del bienestar y su elevado nivel de vida.

Si bien los datos históricos indican que el país ha experimentado una reducción de la media de duración de los días laborales en el último siglo, actualmente no hay planes de establecer el plan de seis horas a nivel nacional.

A pesar de todo, Bernmar ha defendido que le gustaría ver más ensayos de este tipo para ver si a largo plazo la medida podría traer consigo beneficios para el conjunto de la sociedad.

Un argumento es que podría permitir a los empleados de profesiones que requieren un esfuerzo intensivo extender su vida laboral. “Personalmente creo que la reducción de la jornada es una solución a largo plazo”, ha remarcado Bernmar. “Cuanto más ricos seamos, más podremos aprovecharnos de esa riqueza de otras maneras que no sean comprar coches nuevos o consumir más”.

_______________________

Fuente: 20minutos

Comenta sobre el artículo